Consejos para ganar
en los casinos online


La ventaja de la casa consiste en la relativa superioridad con la que el casino cuenta a largo plazo frente a los jugadores. Este concepto suele usarse de forma muy común con respecto a las máquinas tragamonedas. Existen multitud de mitos sobre esta, pero lo cierto es que esta ventaja es superable si somos jugadores cuidadosos y capaces de realizar predicciones efectivas tanto a largo como medio plazo. La ventaja de la casa está dirigida a poder mantener los ingresos del casino estables, y así poder ofrecer un servicio duradero que permita la competitividad en el mercado del juego.

Si tan sólo jugamos o realizamos apuestas de forma ocasional, debido a que la casa aprovecha estas ventajas a largo plazo, no estaremos tan expuestos a este desequilibrio. Sin embargo, es importante conocer diversas estrategias en los diferentes juegos que podemos encontrar en un casino online para tener más probabilidades de ganar dinero con nuestras apuestas. A veces, se confunden como ventaja de la casa diversas medidas que tan sólo forman parte de las reglas de los distintos juegos, pero para simplificar la comprensión, nos referiremos también a estas reglas como ventaja de la casa.

Es importante recordar que nos centraremos en el mundo de las apuestas deportivas, aunque también es posible superar la ventaja de la casa en los juegos de casino como las máquinas tragamonedas. Si prestamos atención a una apuesta normal, en la que tendremos que adivinar cuál de los dos equipos o jugadores se hará con la victoria, veremos que casi siempre existen apuestas en las que la casa nos ofrece un margen de cuota muy beneficioso para uno de los dos equipos (por ejemplo, 5.00 euros por euro apostado), mientras que, por otro lado, nos ofrecerá un margen de cuota muy ajustado para el otro (por ejemplo, 1.09 euros por euro apostado). Como ya sabremos, esto se debe a que el partido se encuentra muy ajustado y las posibilidades de que uno de los dos gane son muy grandes.

Esta es una de las formas más evidentes que un casino online tiene para asegurarse esa pequeña ventaja a largo plazo, pero los jugadores más inteligentes pueden ser capaces de superarla. En el caso de las máquinas tragamonedas, se controla mediante la frecuencia con que las máquinas liberan premios. De hecho, los jugadores profesionales que se ganan la vida gracias a las apuestas son aquellos que tienen un gran porcentaje de éxito en apuestas tan desequilibradas como estas, además de conocer a la perfección ciertos tipos de apuesta más complejos. Una apuesta desequilibrada es aquella en la que apostamos por el equipo que menos posibilidades tiene de ganar, esperando que, por una serie de factores, se logre dar la vuelta al resultado esperado para el partido. Si somos capaces de controlar nuestras apuestas desequilibradas y ganar más de las que perdemos, estaremos superando en un alto porcentaje esa red de seguridad monetaria con la que el casino online cuenta. Una forma de entender mejor este concepto es pensar que las cuotas que el casino online ofrece no son más que la apuesta que el casino realizaría para ese partido.

El método más común que los jugadores profesionales aplican se basa en el análisis a largo plazo: prestando atención a todos los factores que rodean al partido, desde las diferentes rachas de los equipos, las lesiones, el estado físico de los jugadores e incluso el tiempo que hará ese día, lograremos aproximarnos más al resultado real que tendrá el partido. Esta opción, por supuesto, requiere tiempo y esfuerzo: en ocasiones pasaremos horas viendo partidos, estudiando las tácticas de cada equipo y leyendo información.



Otra forma interesante de conseguir superar esta ventaja en apuestas deportivas sería mediante las apuestas hándicap. Estas son algunas de las apuestas más complejas y enrevesadas que pueden encontrarse en el mundo del juego, pero si saben utilizarse de forma adecuada, conformarán una parte importante de nuestros ingresos en el casino online. De hecho, un alto número de profesionales basan la mayor parte de su juego en este tipo de apuesta. Las apuestas hándicap, centrándonos en el caso del fútbol, se basan en simular que uno de los dos equipos, normalmente el más desfavorecido, comenzará el partido con uno o varios goles de ventaja. Perderemos la apuesta cuando el otro equipo supere esa cantidad de goles. Por ejemplo, si apostamos a un Real Madrid – Granada con un hándicap de 0:3, ganaremos la apuesta si el Real Madrid gana en el partido real a 2-0, ya que, según nuestra apuesta, el equipo que a priori debería ganar el partido no ha superado su hándicap. Estas apuestas, que se dividen en muchos tipos, son difíciles de comprender y requerirán esfuerzo y lectura por parte del jugador, pero la recompensa será enorme una vez las dominemos.

Por supuesto, no podemos olvidar que una de las formas más sencillas de superar la ventaja de la casa es mediante el uso de bonus, ofertas y promociones. Cuando empezamos en el mundo de las apuestas, contar con un bonus de bienvenida será nuestro mejor aliado. Estas ofertas reducen el riesgo de nuestras primeras apuestas, ya que a partir de una cierta cantidad de dinero realizado en nuestro primer ingreso se nos repondrá un porcentaje. Es decir, si aprovechamos un bono del 100% hasta 200 euros en máquinas tragamonedas e introducimos en nuestra cuenta 100 euros en base a esta oferta, obtendremos 100 euros adicionales a cuenta de la casa. En webs como Bet365 tan sólo tendremos que registrarnos para optar a este bono. Es importante saber que durante nuestro registro se nos ofrecerá una casilla en la que podremos introducir un código especial, este código podrá encontrarse en diversas webs relacionadas con el mundo de las apuestas que ofrecen un código bonus Bet365. Este código podrá aumentar las condiciones de nuestro bonus para ofrecernos aún mayores ventajas, pero no es imprescindible contar con él para optar al bonus normal de Bet365.

Otro tipo de apuesta interesante que siempre podemos aprovechar es la apuesta combinada. Estas apuestas son simples y fáciles de entender, y la interfaz ofrecida por la mayoría de casas de apuestas, como Bet365 o Bwin, nos permite saber al momento cuánto dinero ganaremos con nuestra apuesta. La premisa es fácil: apostando de forma combinada en varios partidos, multiplicaremos nuestras ganancias si acertamos todos los resultados, pero perderemos todo a la vez si nos falla uno de los resultados. Parece difícil que la suerte esté de nuestro lado en una apuesta de este tipo, pero lo cierto es que, si somos inteligentes, lograremos ingentes ganancias apostando poco dinero. Por ejemplo, una apuesta combinada interesante podría ser:
Manchester City – Middlesbrough (Apostamos a que gana el City a 1.15 por euro apostado)
Barcelona – Eibar (Apostamos a que gana el Barcelona a 1.10 por euro apostado)
Valencia – Sevilla (Apostamos a que gana el Sevilla a 5.50 por euro apostado)

En este caso, un jugador inexperto creería que las dos primeras apuestas resultan ineficientes por su facilidad, mientras que apostar por el Sevilla sí que merecería la pena en caso de que ganemos, ya que la cuota es más que aceptable. Sin embargo, al combinar estos tres resultados, la ganancia sería mucho mayor que si apostásemos en solitario por el partido del Sevilla. Los resultados acertados se acumulan y multiplican nuestras ganancias añadiendo un riesgo mínimo. La mayoría de corredores de apuestas como Bwin, Bet365 o William Hill cuentan con sencillos contadores que suman las posibles ganancias de nuestra apuesta en caso de que realicemos una combinada. De hecho, es extraño encontrar a un jugador profesional que no realice apuestas de este tipo a diario.



Por último, es interesante prestar atención a las apuestas live o en directo, que son las que se producen durante la misma celebración del partido. Estas apuestas requieren mucha cabeza, paciencia y temple a la hora de realizarlas, ya que el vaivén natural de los partidos y la posibilidad de que las circunstancias cambien en un segundo hace que muchos jugadores se pongan nerviosos y realicen la apuesta equivocada. Debido a la variabilidad en las cuotas, de vez en cuando seremos capaces de cazar más de una apuesta que se incline en nuestro favor. Para apostar con seguridad tendremos que contar con amplios conocimientos sobre el deporte y ver los partidos con atención. Si en un partido de fútbol vemos que el extremo izquierdo de un equipo tiende a desbordar por la banda al lateral del equipo contrario, quizá sea buena idea apostar por un gol de este jugador. O si observamos que la defensa de un equipo se encuentra especialmente desorganizada y desconcentrada ese día, podemos apostar por un gol a balón parado del mejor rematador de cabeza del equipo contrario.

Es importante también prestar atención a la casa de apuestas en la que jugamos para aprovecharnos de los mejores bonus y ofertas. Por eso es esencial elegir un casino online legal y de confianza como Bet365, Bwin o Betfair.